¿Tendremos los mexicanos alguna esperanza de vivir en paz algún día?

Permítame decirle que de acuerdo a las cifras oficiales, ni usted ni sus hijos podrán ver ese día. El fracaso de las políticas gubernamentales de los dos últimos sexenios panistas ha afectado a todo el país y complicado todos los problemas, sobre todo el que más nos afecta, la inseguridad.

Es la angustia lo que motiva a hacer unas pequeñas y simples operaciones matemáticas en busca de una luz a la presente situación y con eso tener algún tipo de respuesta a lo que oculta el gobierno.

El diario El Universal asentó el 12 de diciembre, que el Ejército le informó al Senado de la República que casi 500 mil mexicanos participan en actividades directamente relacionadas con el narcotráfico en todos los ámbitos y niveles, lo que equivale a poco más del 1% de la población económicamente activa, más los dedicados a empresas que lavan dinero, entre otras.

Los datos del Ejército también señalan que una tercera parte de estos tienen antecedentes militares, es decir 167 mil narcos. Si vemos que desertan aproximadamente 20 mil militares al año y de estos sólo uno de cada tres se convierte en narco. Quiere decir también los que se retiran de las fuerzas armadas consideran como opción ocupacional al terminar su actividad militar, al narcotráfico.

Si a esto le pudiéramos agregamos el porcentaje de los que criminales que provienen de las fuerzas policiacas, el resultado sería alarmante. Pero sólo nos enteramos de la participación de un policía en un delito de manera aislada. Hasta el momento se ha evitado hacer una estadística de ello.

Así también de la estadística por desempeño de cada ministerio público en cuanto a denuncias, presentaciones, averiguaciones mal formuladas y consignaciones. Pues el caso es que sólo el 1% de los detenidos sale de circulación.

Otro dato alarmante se publicó el domingo 21 de diciembre pasado en el que el Ejército informa que en promedio se detiene a 17 narcotraficantes por día, con lo que suponemos en 80 años terminarán de meter a la cárcel al total de 500 mil delincuentes.

En cuanto a la capacidad de fuego de estas organizaciones criminales, el Ejército logró quitar 39 armas cada día a los integrantes de la delincuencia organizada. O sea 2 armas por criminal detenido. Lo que nos hace suponer que cada narco tiene al menos dos armas y que todos tenemos mucho por hacer pues hay casi un millón de armas en circulación.

A parte de la insuficiente celeridad e ineficiencia con que se combate al narcotráfico, la presente situación de crisis económica permite suponer un incremento en las fuerzas del crimen organizado, y con ello un agravamiento de la situación de inseguridad.

Contextualizar los datos que alegremente presenta el Ejército sólo viene a corroborar la situación que como país estamos padeciendo. Donde como nunca antes la corrupción de sus miembros mató al secretario de Gobernación; donde las estructuras de seguridad pública y procuración de justicia están entrelazadas con el crimen organizado, donde se le da manga ancha a los bancos extranjeros en México para que roben las pensiones de los mexicanos y las reservas producto del petróleo; donde los bancos le ponen el valor al peso y al poder adquisitivo de las personas mediante el cobro de altos intereses en las tarjetas de crédito; donde ningún funcionario se responsabiliza de sus acciones y culpa a otros de su ineptitud; donde los mexicanos dejan su destino en manos de la voracidad de los partidos políticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s