Los panistas castigarán con cárceles a los pobres que se atrevan a pedir dinero en la calle

La modificación del Bando de Policía y Buen Gobierno de Guanajuato cae en lo ridículo y refleja la parodia de político en que se han convertido los gobernantes de extracción panista. Ser político en el PAN es sinónimo de racismo y desprecio clasista.

Las modificaciones al Bando  son ofensivas al pueblo de México, pues al pretender sancionar a los pobres con arresto o multa es criminal, sobre todo en estos momentos de crisis y alto desempleo.

Ante dicha barbaridad, algunos panistas menos imbéciles, intentaron disimular y trivializarla, enfocándola a una modificación que busca castigar el beso, pero iba contra limosneros, vendedores ambulantes y todo  aquello que afee a esta capital generada por la pobreza.

Lo más triste es la complicidad de los medios de comunicación que sólo consideraron lo referente a cuestiones morales como el beso apasionado, a las personas que expresen miradas y hagan señas obscenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s