Manipulación panista con vista a las elecciones

calderon-usa-copy

Se une gobierno federal y PAN en sus estrategias para disimular el fracaso de Felipe Calderón al frente del país. En 2008, ambos pedían a los partidos políticos no polemizar sobre la creciente e imparable inseguridad que tiene postrado al país y menos aún, buscar tajada política.
El gobierno y su partido, buscan ocultar la mediocridad de sus representantes cuya falta de preparación y frívolo comportamiento, sólo han mostrado éxito, en enriquecerse y sacar provecho personal de sus cargos. Ver cuantiosos ejemplos en el libro de Anabel Hernández “Los cómplices del presidente”.
En esta ocasión, la dirigencia del Partido Acción Nacional llamó a todos los partidos a sacar de la contienda electoral de este año el tema de la defensa del empleo y del salario, luego de enfatizar que se trata de una crisis que no provocó el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, y que es responsabilidad de todos contribuir a paliar los efectos de una crisis mundial que tiene consecuencias sobre México.
Así también, el año pasado el gobierno de Calderón culpó a la sociedad de la crisis de seguridad por no denunciar a los delincuentes, como si todos tuviéramos contacto con ellos y los protegiéramos. Calderón definió como solución a dicho problema la denuncia. Evitando asumir su responsabilidad al no perseguir a la corrupción de la que él mismo es partícipe.
El caso es que los panistas no asumen la responsabilidad de sus errores, y lo que es peor, no establecen compromisos serios y viables para darles solución.
Mientras los políticos continúen viendo al país como un botín, crecerán los conflictos y la posibilidad de controlarlos.
Esta no es la primera vez que Calderón culpa a otros de su incapacidad. Sobre la crisis económica, primero dijo que era un catarrito que no nos afectaría. Ese engaño es una muestra de su permanente indolencia en el trato de los problemas que nos afectan. Los conflictos han crecido tanto, que a calderón le generan malestar, por lo que aprovecha cualquier oportunidad para salir del país. Lo que debe saber Calderón es que ocultando su cabeza bajo la tierra, como avestruz, no hará que desaparezcan los conflictos.
Calderón llama a su incapacidad para enfrentar de manera efectiva los fenómenos económicos, como “La crisis de los Estados Unidos”, por lo que no es su responsabilidad. Nada de lo que pasa en México es asunto de él, lo que nos recuerda el famoso “y yo por qué” de Fox.
Aunque tampoco se ven aciertos en el actual gobierno. Calderón es un presidente a medias cuya mayor distinción se define en un desplegado publicado en todos los periódicos de circulación nacional por una miembro de su partido. Calderón es el presidente que “le hecha ganas”. No alguien que concreta, solo un desliz de la democracia que “le hecha ganas”, es decir que no tiene éxito en nada, pero hay que perdonarle sus limitaciones pues “le hecha ganas”. Así era Vicente Fox, un inepto, inestable, que era buena persona. Aunque todo a su alrededor entre los que se incluía a su familia, eran corrupción. Pero eso sí, él era buena persona. Ambos casos, Fox y Calderón no dejan de ser dos personas que le hacen honor a la mediocridad.
Los logros de Calderón son tan ausentes como falsos. Los 6 millones de árboles que sembraron en 2008, murieron pues el dinero se repartió entre organizaciones fantasmas integradas por panistas.
El gobierno utiliza la mentira como método para difundir logros. En su propaganda señala que en 2008 construyó más carreteras que en cualquier otro año en la historia de México. O promueve obras que no están terminadas como el puente Baluarte, o el tren suburbano. Calderón miente para competir con las obras que elabora el Gobierno del DF que son visibles y que no necesitan publicidad.
En eventos internacionales Calderón se hace acompañar exclusivamente de reporteros sometidos que le garanticen difundir la versión que más le conviene. En su reunión con Obama descartó a la prensa local y a los corresponsables en Washington de medios comprometidos con la verdad.
Calderón y el PAN además de la mentira recurren a la polarización social y a la discriminación, en 2006 exaltó el racismo y desprecio de clases sociales para nulificar a AMLO. Ahora juega con fuego, al mezclar cuestiones religiosas en la dinámica socio política del país con lo que está dando la posibilidad de que a mediano plazo se genere violencia religiosa como en otros lados del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s