Nuevos servicios digitales fusionan los mundos físico y virtual

La noticia sobre el servicio de FaceDeals que consiste en detectar el ingreso a establecimientos comerciales de clientes que previamente autorizaron en Facebook recibir publicidad  y ofertas digitales a través de su celular y/o pantallas locales nos recuerda a la película de ciencia ficción Minority Report, donde Tom Cruce es detectado en tiempo real en calles y negocios. Lo que nos indica que la el aislamiento y anonimato de las ciudades del siglo XX está llegando a su fin.

Los científicos han logrado entender la gran cantidad de patrones sociales que existen; los han relacionado con sensores y diseñado respuestas. El crecimiento de los patrones de comportamiento a detectar a nivel global, como es el caso de FaceDeals requiere de máquinas y conexiones rápidas y bases de datos cada vez mayores.

Cabe señalar que, aunque una persona no haya autorizado recibir información por FaceDeals no significa que su imagen no quedará registrada al ingresar en algún establecimiento con ese servicio, lo que significa que si la persona en cuestión cometió un delito la policía podrá hacer un requerimiento judicial, para acceso a la base de datos y posteriormente montar una alerta digital con su imagen en la red de video de la ciudad para aprehenderlo.

Los sensores en espacios públicos como cámaras de video para reconocimiento de rostros, detección de movimiento, vientos, niveles de agua, temperatura, composición química, velocidad, peso, etc., generan la información social que es recuperada por los centros de administración de bases de datos, la cuales la procesan y envían los resultados de acuerdo a las alertas de variables a considerar diseñadas por las instancias de decisión responsables de normar el comportamiento social. Todo ello en fracciones de segundos.

El resultado de este proceso deriva en multas por excesos de velocidad, alertas policiacas, envío de ofertas comerciales, canalización del tránsito vehicular, etc. Este proceso de interacción social es parte de lo que se ha llamado computación física

Los otros sensores sociales operan en el ámbito digital exclusivo de Internet y la telefonía celular. Entre sus principales instrumentos de captura de información se encuentran los buscadores de Google, las actividades en Facebook, Youtube, las colaboraciones en comentarios y entradas a blogs, cuyo procesamiento de información permiten conocer y catalogar imágenes, preferencias de compra, intereses temáticos y noticiosos, capacidad intelectual, posturas políticas, vínculos sociales, historial de comportamiento personal y compararlo con quienes tiene afinidad, etc.

El estudio del comportamiento en la red hará obsoletos los sondeos de opinión pública. Los estudios que se pueden obtener del comportamiento individual en la red pueden resultar en complejos y certeros estudios sociales de orden político, antropológico, delincuencial, etc.

Estos sensores digitales son los sentidos que animan los motores ocultos de la sociedad cuyos programas están diseñados para elaborar respuestas individuales de acuerdo a su historial de comportamiento en los espacios públicos tanto físicos como digitales.

El avance en el conocimiento del comportamiento humano ha permitido desarrollar universos de variables más amplios y precisos que permiten la interactuación individuo máquina sin necesidad de la presencia humana. Las curvas de aprendizaje de las máquinas han avanzado de manera notable.

Aun así las alertas cuando existe una detección que motive alguna acción de emergencia, continúa requiriendo de la decisión humana, como en los casos de terrorismo, contrabando, accidentes, acceso ilegal, etc.

Tal conocimiento social para muchos puede ser motivo de alarma, pues sienten una pérdida de privacidad ante gobiernos y empresas que constantemente desarrollan medidas para supervisar las actividades individuales y por la transmutación del crimen organizado que se adapta a las nuevas tecnologías.

La tecnología no sólo trae beneficios y ha provocado grandes cambios en el comportamiento social sino que establece condiciones de mayor control sobre las personas al tener mayor conocimiento de estas, por lo que se tienen que encontrar puntos intermedios que eviten los daños a las personas que provoca la avaricia económica.

Esto es un punto importante, pues ya se demostró que un mercado libre no es garantía de control contra la deshonestidad. La falta de medidas y castigos a quienes violan las reglas es un permiso implícito y una invitación a la impunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s