Estrategia política del PRD en las redes sociales

Una de las reglas principales en la  política mexicana es Sumar, No Restar. Por ello me sorprende la incapacidad de comunicación y empatía que mostraron algunos de los seguidores de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) candidato del PRD a la presidencia de la República en las redes sociales, quienes emplearon como estrategia responder con desprecio, descalificaciones, burla e insultos a los mexicanos contrarios a su líder, sobretodo a los grupos más pobres del país que se supone serían los aliados naturales del PRD (ver nota de La Jornada: Electores con menor nivel educativo, quienes más votaron por Peña Nieto), pero se manifestaron por el candidato del PRI.

Fue particularmente notorio que en las redes sociales los seguidores del PRD construyeron su identidad, tratando de ubicarse como los portadores de la verdad única, descalificando a quienes tienen realidades diferentes.

  • Calificaron de “pendejo” a quien no leía, con lo que de alguna manera se estaban refiriendo a más de 33 millones de mexicanos que no leen libros, pues son producto del analfabetismo funcional  resultado de una educación deficiente.
  • Llamaron traidores y les responsabilizaron del fracaso de México a quienes por necesidad aceptaron alimentos o recibieron tarjetas como pago a su trabajo, sin comprender que con ello resuelven un problema inmediato; es insultar a la inteligencia de los lectores suponer que una despensa compra voluntades.
  • Insultaron a los que no ven la realidad como ellos y les piden que “despierten” de su atolondramiento, sin comprender que el principal vínculo de la mayoría de los mexicanos se construye a partir de las narrativas difundidas en los medios de comunicación abiertos.
  • Al norte del país le llamaron “pendejistán” con lo que se deja ver el poco entendimiento que existe entre mexicanos de diferentes culturas.

La izquierda disiente a su interior, sus miembros luchan entre sí por imponerse como los portadores de la “verdadera verdad”. Tal es el actual caso del PRD, que comienzan a ver a su fallido líder, AMLO como un lastre, como lo señala Jesús Ortega, ex dirigente del partido: “La esquizofrenia se quita del PRD si se va AMLO”. Las descalificaciones entre sí y contra quienes disienten nos recuerda a las purgas estalinistas.

Los tiempos modernos exigen nuevas estrategias discursivas y emotivas que establezcan identidades comunes y sobretodo trabajo constante en la agenda de la cotidianidad. Creer que con sólo exponer una realidad de explotación, generará conciencia social sobre la realidad ha sido el error de muchos movimientos de izquierda. La realidad no la rige la situación económica, es un todo del que también forman parte mitos políticos, fantasías sociales, tergiversaciones de la historia, creencias religiosas, demagógica política, etc.

Una estrategia de proselitismo y convencimiento no se puede lograr con insultos pues en lugar de ganar adeptos como fue el caso, ahuyentaron a sus posibles seguidores y perdieron la oportunidad histórica de superar los poderes tradicionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s