Algunas ideas sobre la democracia

El término democracia, desde un punto de vista amplio, se refiere al gobierno de las mayorías y por lo tanto, en éste prevalecen, al menos en teoría, la igualdad, justicia y libertad entre ciudadanos. Como sinónimo, sus principales defensores, la presentan como el virtual paraíso en la tierra, la gran utopía que Moro no alcanzó a imaginar. Sigue leyendo

Anuncios

Partidos políticos 3.0: Promesas electorales y demandas ciudadanas

Pese a que existe una decepción social creciente sobre el desempeño de los partidos políticos,  los procesos electorales aún continúan atrayendo votantes que ingenuamente creen que su voto hará la diferencia. Pero el desengaño no tarda en reaparecer, pues el personaje elegido cae en las mismas prácticas que sus predecesores; con ello, dando paso al ciclo vicioso del desencanto. Sigue leyendo

Estrategia Informativa de Felipe Calderón en el extranjero

¿Habrá algún calificativo que permita describir de manera contundente a Felipe Calderón reflejando todos los sentimientos que provoca en la sociedad? Calderón, y lo digo con gran decepción, refleja lo más podrido de la política, es una caricatura de persona honesta al recurrir como método a la mentira para gobernar.

Sigue leyendo

Los perredistas a la derecha del PAN

Los giros de la política. Cuando el PRD era oposición se apoyaba en grupos como el CNTE, el cual agrupa a maestros que luchan por reivindicaciones básicas como salarios mínimos y están en oposición a Elba Esther Gordillo, cacique del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación desde 1989, al relevar a Carlos Jongitud Barrios de su cacicazgo. Este sindicato oficialista de maestros, antes operaba para el PRI y ahora para el PAN.

El gobernador Leonel Godoy del PRD, se refirió a los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) como provocadores por demandar por las pensiones y salarios adeudados a más de 2 mil jubilados y profesores.

El gobernador critica la falta de paciencia de los maestros que viven al día. Al gobernador no le indigna que una persona adulta mayor no tenga qué comer pero sí que le bloqueen el acceso a su oficina donde pasará todo el día en reuniones.

Cuando estuvieron demandando pacíficamente que les pagaran lo adeudado no se les tomó en cuenta, como a todos se les dio largas. Ahora que se atreven a protestar, el gobernador distorsiona los hechos y los acusa de provocadores, con lo que pretende darles una lección por revoltosos y dejarles las navidades sin dinero. ¿Es así como debemos pagarle a los que entregaron su vida a la enseñanza? El gobernador no se cuestiona por qué no se les ha pagado ni da solución al problema.

Es curiosa la situación. Todos asumen caretas al llegar al gobierno o ¿se las quitan? El caso es que los perredistas actúan como panistas y los panistas como priístas y los priístas, nada, siguen siendo ellos mismos. Este es un mundo al revés, difícil de entender. Aunque en realidad no deberían importar los colores o banderas. Todos somos mexicanos y nos debe mover lo que es justo.

Los políticos mexicanos sólo se distinguen por ser cínicos y simuladores

El mexicano necesita creer algo que resuelva los problemas que le aquejan. Sean los de derecha en un Vicente Fox o los de izquierda en AMLO. Los doctores similes no pasan de ser una broma de mal gusto. En México son tantas las carencia que quien nos hable bonito y nos prometa un mejor país vamos detrás de él. Pero ho sorpresa, resultan mentirosos, ineptos, corruptos e igual que los anteriores.

foxnarcisistanaranjo021208

Aun no aprendemos pero los partidos políticos sólo ven por sus intereses. Se culpan entre ellos de sus fracasos y se alaban de supuestos éxitos que no podemos ver.

En México somos presa de las mentiras de los políticos. Sucedió con Vicente Fox, que entró en un proceso senil que la sociedad creyó que era producto de la lucha por la democracia que lo abrumaba. El Universal publicó en 29 de noviembre de 2009 que “la arquidiócesis de León afirmó que el ex presidente Vicente Fox puede contraer matrimonio religioso con Marta Sahagún, si acredita que recibió tratamiento médico sobre el problema sicológico que detectó el Vaticano”.

El caso de Felipe Calderón es lo mismo. Imita a George Bush vistiéndose de militar, al accidente de Juan Camilo Mouriño lo llama la “Zona cero” como lo hizo Bush al lugar del ataque a las Torres Gemelas en Nueva York, en el velorio de Mouriño no perdonó la burla diciendo Mission Accomplish (misión cumplida) como dijo Bush al matar a Saddam Hussein.

Calderón se burla de los mexicanos diciendo que su gobierno cumplió en el 100%. Sólo hay que preguntarle a Nelson Vargas sobre si es verdad lo que afirman, a lo que respondería que Calderón, como los otros funcionarios, NO TIENEN MADRE. Solo simulan trabajar, tal parece que los que señalan las narcomantes, su gobierno si protege a delincuentes.

Basta de mentiras. Los mexicanos necesitamos de otros políticos y de otros partidos políticos. Los tres principales partidos PRD, PAN y PRI actúan igual y los chicos son una burla, que viven a nuestras costillas.

Realmente es vergonzoso trata a los mexicanos como estúpidos. ¿Qué pasa con los panistas? Nunca asumen una responsabilidad, siempre la culpa es de los demás. Según sus spots trasladan la responsabilidad del combate a la criminalidad al ciudadano que tiene miedo en denunciar, pues como se ve las policías están infiltradas. Quieren culpar al Congreso por no hacer leyes. ¿Cómo es posible eso? ¿Cómo es que no hay leyes? Falso, mienten culpando a otros. Si no hay leyes, entonces para que los policías. Quieren culpar a los jueces por dejar libres a los delincuentes. Y bien ¿Cuan es su culpa? La corrupción e ignorancia.

La limpieza del gobierno que proclama como “logro” Felipe Calderon, fue una exigencia del gobierno de Estados Unidos, pues fueron ellos los que detectaron que el personal que les habían asignado para proteger la embajada tenía vínculos con el narco. Los actuales policías en la PGR y la PFP fueron contratados por ellos, ahora no pueden seguir culpando al PRI. No quiero decir que antes era mejor ni peor, es lo mismo. La corrupción no es patrimonio de un partido político. Es inherente a los mexicanos. Es una cuestión cultural que debemos acabar. Pues la gente que detenta el poder nos pone a luchar entre nosotros mismos para conservar su posición.

Con tantos mensajes de radio y TV, Calderón solo engaña a la sociedad. En el Pacto contra la inseguridad lo único que cumplió fueron los 100 días. En cuanto a sus metas no buscaban acabar con la delincuencia, éstas fueron a modo para no comprometerse. Pero el clamor social quedó a la deriva.

No nos importa a cuantos atrapen, si eran los más malos. El caso es que en el momento en que estos están tras las rejas son sustituidos por otros más violentos dispuestos a vengarse y por lo que vemos no sólo de los policías corruptos que defienden a los bandos contrarios o a los que están en su nomina y los traicionaron, ahora van contra la gente que exige seguridad.

El gobierno de Calderón es un gobierno de spots. Pues en nada cumple. Ahora que pasaron los 100 días debería renunciar.

Ya basta de que todos los políticos nos mientan

México es un “País de mentiras”

Por ser de interés se reproduce nota sobre la presentación del libro de la escritora Sara Sefchovich publicada en El Universal en 28 de noviembre: “La mentira se convirtió en eje del discurso público de los políticos, funcionarios y gobernantes que prefieren engañarnos y mentirnos que reconocer sus errores y fracasos” La mentira se convirtió en eje del discurso público de los políticos, funcionarios y gobernantes que prefieren engañarnos y mentirnos que reconocer sus errores y fracasos, denunció la socióloga y escritora Sara Sefchovich.

Explicó que la mentira no es algo que se les ocurrió a los que tienen el poder; viene de la misma sociedad donde mentir es parte de la cultura.

“Mientras la mentira siga siendo funcional la seguiremos teniendo, no va a desaparecer del mapa por como está funcionado el sistema mexicano”, expresó la articulista de EL UNIVERSAL, quien anoche presentó su libro País de mentiras.

En entrevista, Sefchovich aseguró que su libro es la manifestación del hartazgo de la sociedad que exige un cambio. “Sabemos que no todo funciona pero por qué decir que todo está perfecto y que la economía es sólida y que esto es sólo un catarrito, por qué no nos dicen la verdad, que ¿soy un estúpido como ciudadano?”, añadió.

Advierte que País de mentiras es un texto amargo que documenta cómo la mentira se ha enquistado en varios ámbitos y niveles. No da recetas ni acusa a nadie, sólo demuestra ese rasgo cultural de la forma de funcionar de la sociedad.

La autora de La suerte de la consorte y Veinte preguntas ciudadanas a la mitad más visible de la pareja presidencial, confió en que su libro provoque esa misma indignación a la mentira. “Entiendo que va a cambiar cuando nos hartemos lo suficiente. Yo creo que los cambios van de abajo para arriba. Para que cambien las sociedades los ciudadanos deben tomar la decisión de que quieren cambiar”, dijo.

“No conozco un solo mexicano que haya dicho que se le hizo justicia de forma eficiente, expedita y gratuita”, señaló la investigadora de la UNAM; la peor mentira es creer que es eficiente la impartición de justicia.

—¿La mentira es necesaria?

—Ha sido necesaria y funcional, porque no nos van a decir ‘no le cumplí lo que le prometí’, ‘oiga no puedo hacer lo que dije que iba a hacer’ y es funcional porque cuando nos dicen que están ganando la batalla contra la delincuencia o eliminando la pobreza creen que por decirlo así, nosotros vamos a creerles que están haciendo su papel de gobernantes y funcionarios. Creen que nos engañan. Los ciudadanos sabemos que nos están diciendo una mentira

—¿La mentira suple a la incompetencia?

—En muchos casos suple la incompetencia, en otros a la incapacidad, al miedo a la falta de voluntad política, la falta de recursos. Es cierto que tampoco inventaron el país, lo recibieron así, pero es más fácil decirte ‘sí estamos logrando esto’ que lograrlo.